INFORMACIÓN | 06-12-2017

Gill expuso la experiencia villamariense en la Semana de la Educación de Medellín

El intendente Martín Gill está participando desde ayer en la Semana de la Educación, que se celebra en la ciudad colombiana de Medellín. En ese evento, que concluye mañana, la urbe anfitriona presenta su ingreso a la red de Unesco de Ciudades del Aprendizaje junto a instituciones sociales, empresariales, deportivas y comunitarias.

Al igual que sucedió con Villa María en 2016, Medellín es la primera localidad de su país en formar parte de la red que gestiona el organismo internacional dedicado a la educación y la cultura.

En el encuentro, el intendente Gill protagonizó uno de los paneles o conversatorios, junto al titular del Ejecutivo de la ciudad peruana de Miraflores. El mandatario villamariense se centró en la trascendencia que tienen, para lograr un desarrollo sustentable, las políticas y acciones que promueven el aprendizaje a lo largo de toda la vida, tal como lo consigna el Instituto UIL de Unesco.

El intendente llevó a los representantes allí reunidos las experiencias locales, tanto en materia de programas como de espacios comunitarios. Así, expuso sobre el programa Ahora los Chicos, las 50 salas de jardines maternales municipales, la transformación del Vagón Cultural, la experiencia del Bibliomóvil, la Tecnoteca, el Centro Cultural Leonardo Favio y sus talleres, los centros de terminalidad educativa, entre otros espacios e instancias sobre las que se asienta la acreditación de Villa María como Ciudad del Aprendizaje.

Además, junto a sus pares de Medellín, Federico Gutiérrez, y de Miraflores, Jorge Muñoz Wells, Gill suscribió un manifiesto de compromiso para que las ciudades trabajen en conjunto en políticas inclusivas, equitativas y de calidad que vienen desarrollando en torno al aprendizaje y la educación.

Cambios palpables

Durante la tarde de hoy, la comitiva que participa de la Semana de la Educación, recorrerá diferentes sectores de la ciudad donde se implementaron políticas y programas que lograron transformaciones reales en la vida de los medellinenses.

Cabe recordar que Medellín contaba, hace 20 años, con el triste record de ser la ciudad con una tasa de homicidios urbanos superior a la de cualquier localidad de un país en guerra. Sobre esta realidad se puso manos a la obra con el acento en las políticas de integración a través de la cultura y el aprendizaje.

A finales de los años 80, esta ciudad colombiana registraba anualmente 368 homicidios cada 100 mil habitantes. Hoy, la tasa no supera las 17 muertes violentas.

El intendente Martín Gill emprenderá mañana el regreso a la ciudad, donde retomará sus funciones hacia la tarde.







Consultas